Mirando la puesta de sol en Finisterre- Galicia

El mar del fin del mundo y homenaje a Miguel de la Quadra-Salcedo

Si algo caracteriza a la costa gallega es su “latido”, puedes oírlo cada vez que las olas van en contra de las rocas. Allí puedes ver un mar tan bravo que ni los más aguerridos marineros a veces han podido con él. Las mareas van moldeando las costas, dándoles formas infinitas a veces abiertas, a veces cerradas, a veces metiéndose tierra adentro….y siempre custodiada por sus faros que han ayudado a los marineros desde tiempos inmemorables a volver a puerto.

Leer más