En buggie por el desierto de Huanachina

Recuerdo el momento de subidón en Perú,  en un buggie en el desierto de Huacachina… son esos momentos que no se olvidan, que gracias a la adrenalina se quedan en tu mente y en alguna reunión aburrida-absurda te vienen a la cabeza y te sacan una sonrisa y nadie entiende nada…. vuelvo al post, jajajaja

La Laguna de Huanachina

La Laguna de Huacachina

El desierto de Huacachina está a cinco kilómetros de la Ciudad de Ica, y lo más impresionante de todo es que tiene un Oasis que llaman la Laguna de Huacachina (también le dicen el Oasis de América…). En esta laguna me estuve hospedando, hay mucho ambiente de turisteo y es un lugar muy especial a la vez que bello,  y una de las actividades estrellas del lugar son los buggies.

Los buggies son una especie de coches todoterreno que se adaptan a la perfección a las dunas del desierto y vas trotando entre la inmensidad de las arenas… una gran experiencia, luego si quieres puedes practicar el sandboarding, que aunque se ve muy intrépido y se practica de pie en la tabla vas casi que más segura/o boca abajo y tumbada/o (Y no es indignante, jajajaja). Es algo que aunque impresione es superdivertido y tienes que hacerlo!

Como muchos lugares hermosos, Huacachina tiene una leyenda… te la cuento: chica conoce a chico, ella se llamaba Huacay China y claro está era una doncella. Él era un joven y bello guerrero (lo que hoy en dia diríamos un tio bueno). Se casan. Él marcha a la guerra y muere. Ella desconsolada no para de llorar, día tras día, hasta que de tanto llanto se crea la laguna… lo más sorprendente es que ella ve a un guerrero y le recuerda a su amado. Cuando éste la va a alcanzar ella se tira al lago (de sus propias lágrimas) y se transforma en una sirena (Si, muy de Disney…) otra versión un poco más larga dice que cuando ésta estaba llorando desconsolada, mientras se miraba en un espejo de mano se le acercó un joven. Ella al confundirlo soltó el espejo y el espejo se conviertió en la laguna, de sus vestidos surgieron las dunas y también acabó convirtiéndose en sirena. Quizás Ariel, la Sirenita venga de aquí, jajaja

 Volviendo al tema principal, te dejo un vídeo para que te hagas una idea de la actividad del buggie (de Gabor K)

Espero te haya gustado, hasta otro ratito!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *