Las Galletas de la Fortuna de San Francisco

Desde siempre me ha fascinado abrir galletas de la suerte, también las abría de forma virtual, jejeje pero eso es otra historia.

Mi galleta de la Fortuna

Mi galleta de la Fortuna de San Francisco!

¿Nunca te has preguntado como hacen para poner el papel dentro? Para mí siempre fue un misterio y este año lo descubrí en San Francisco.

Por cierto, el lugar de origen no es China, como cualquiera pensaría. La historia de las “Fortune Cookies” empieza en San Francisco y en Los Ángeles. Aunque aún se dice que está abierto el debate de dónde vienen, se sabe que en 1909 el nipón Makoto Hagiwara del Jardín Japonés del Té del Golden Gate las inventó, aunque también tiene atribuído el invento David Jung (fue el fundador de la compañía de fideo chino llamada: Hong Kong Noodle Company en Los Ángeles) en 1918.

En el Barrio Chino de San Francisco

En el Barrio Chino de San Francisco

De forma más reciente se introdujeron en grandes ciudades para complacer el gusto de los turistas en tenerlas en ciudades como Hong Kong y Pekín.

Estas galletas de la suerte o de la fortuna te muestran mensajes con palabras sabias o profecías, a veces vienen bromas o aquello que tu quieras ver, jejeje

A mí me salió en mi galleta de la fortuna de San Francisco: Viajarás a muchos lugares exóticos durante tu vida. ( sólo decir: Amén!)

Harás exóticos viajes durante toda tu vida... esto promete!!

Harás exóticos viajes durante toda tu vida… esto promete!!

Por cierto el barrio Chino de San Francisco es el más grande de todo Estados Unidos, muy interesante de visitar.

Entrada al Barrio Chino de San Francisco

Entrada al Barrio Chino de San Francisco

Barrio Chino de San Francisco

Barrio Chino de San Francisco

¿Quieres ver cómo se hacen? y sobre todo…¿ Cómo se pone el papel premonitorio en su interior? Aquí te dejo un vídeo, ya podrás dormir con tranquilidad, jajajaja

Y para que veas con más detalle el Barrio Chino de San Francisco, este vídeo de JCVdude

Este post dedicado a Adri.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *