En el Mirador da Senhora do Monte de Lisboa

Lisboa, una mirada através del tiempo

Si Lisboa tiene algo que me impresiona, son  sus miradores. Al igual que la sagrada ciudad de Roma, Lisboa tiene 7 colinas, desde las cuales obtienes unas panorámicas impresionantes de la ciudad.  A algunos miradores podrás llegar en tranvía, a otros en ascensor y a la mayoría en un interesante paseo.

La capital de Portugal te dejará ver entre sus construcciones su época de esplendor, cuando cientos de aventureros como Vasco de Gama, se lanzaban a los mares para descubrir nuevas tierras, y también épocas de miseria que dejaron al borde de la ruina a la ciudad.

Los inicios de la ciudad son un tanto difusos, aunque la leyenda cuenta que Ulises la fundó a su vuelta de la guerra de Troya. No se sabe si los fundadores fueron griegos o fenicios, lo que sí sabemos es que en 1200 a.C. los fenicios la llamaban: Olissipo que significa “Puerto Encantado”. Con esta ubicación estratégica, la ciudad era disputada por toda las civilizaciones antiguas. En el 205 a.C. los romanos la ocupan y hacen que forme parte de la colonia de Lusitania, siendo ésta la ciudad más importante de la península Ibérica cuando Julio Cesar sube al poder durante el año 60 a.C.

Luego cae el imperio romano, la ciudad es ocupada por tribus bárbaras (alanos y suevos)  y ya en el año 711 la ocupan los musulmanes, ocupándola 450 años. De este periodo se puede ver la estructura de las calles de Alfama y el Castillo de San Jorge.

El primer rey de Portugal fue Alfonso I, éste expulsó a los musulmanes en 1147, también construye la Sé Catedral que acogió los restos de San Vicente.

En el 1256 la ciudad es capital del reino de Portugal, bajo el reinado de Alfonso III, y en 1290 se fundó la primera universidad. En esa época se amplía la zona Baixa y la zona que queda a los pies del Castillo.

En 1373 la ciudad fue saqueada por Enrique II de Castilla. Más tarde la peste negra la volvió a sacudir y la economía cayó en picado hasta que llegó la Era de los Descubrimientos. Se abrieron rutas hacía Brasil, después de pactar los territorios en el Tratado de Tordesillas, y la ciudad se convierte en potencia mundial, en el centro de Europa. El 26 de enero de 1531, la ciudad sufrió un terremoto en el cual murieron miles de personas.

Manuel I, con las riquezas que llegaron de América construye la Torre de Belém y el Monasterio Dos Jerónimos, como agradecimiento a Dios por toda la riqueza recibida. En el siglo XVI se trazó la Plaza de Comercio, frente al río y se empieza a construir el Barrio Alto, para comerciantes que venían a establecerse en la ciudad. Después de esto, la inquisición instaló un régimen de terror y se hicieron numerosas ejecuciones en la Plaza del Comercio y la Plaza del Rossio.

Cuando muere en 1580 Sebastián I, la ausencia de herederos hace que los españoles se animen a conquistar el trono hasta el 1640, y el Duque de Braganza subió al trono como João V, más tarde.

La prosperidad vuelve a caer el 1 de noviembre de 1755, cuando Lisboa es destruida por  un Terremoto.

En esa época estaba en el trono José I, después de esto dejo el poder en manos de Sebastião José de Carvalho e Melo, hoy conocido como el Marqués de Pombal.

Con el marqués de Pombal, primer ministro de José I, empieza una nueva época de reconstrucción de la ciudad. Todos sus proyectos entre los cuales estaban la reconstrucción del barrio Baixa y el Arco del Triunfo (que cierra la vía Augusta) se acaban 100 años más tarde ( en 1873), ya que entretanto invade Napoleón el país .

Mirador da Senhora do Monte de Lisboa

Mirador da Senhora do Monte de Lisboa

Durante la segunda mitad del siglo XIX Lisboa se revitaliza. En 1908 asesinan al rey Carlos y a su hijo Luis Felipe cuando paseaban por la plaza del Comercio y dos años más tarde caía la monarquía. Aquí entra el personaje de Antonio Oliveira Salazar que implantó una dictadura desde 1926 a 1968. En 1966 Salazar levantó un puente que en 1974 pasó a llamarse Ponte 25 de abril conmemorando la Revolución de los Claveles, que acabó con la dictadura.

En 1986 Portugal pasa a formar parte de la Unión Europea, y en el 1988 nuevamente la ciudad cae en desgracia cuando el fuego arrasó el barrio de Chiado. Se perdieron muchísimos edificios se convoca a uno de los mejores arquitectos de Portugal para llevar a cabo la reconstrucción de Chiado: Alvaro Siza Vieira.

 

En el 1994 fue capital de la cultura europea, en 1998 sede de la Exposición Universal y también a destacar el 2007 con la Firma del Tratado de Lisboa

Sin duda una excepcional ciudad, con un montón de rincones interesantes para visitar. Súper recomendable! Y sino lo crees, que te lo cuente Garbo 😉

Detalle de navidad de Lisboa que se da un aire a mi logo, no crees?

Detalle de navidad de Lisboa que se da un aire a mi logo, no crees?

Hasta otro ratito!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *