El mar del fin del mundo y homenaje a Miguel de la Quadra-Salcedo

El mar del fin del mundo y homenaje a Miguel de la Quadra-Salcedo

22 octubre, 2017 4 Por Rocío Giráldez

Si algo caracteriza a la costa gallega es su “latido”, puedes oírlo cada vez que las olas van en contra de las rocas. Allí puedes ver un mar tan bravo que ni los más aguerridos marineros a veces han podido con él. Las mareas van moldeando las costas, dándoles formas infinitas a veces abiertas, a veces cerradas, a veces metiéndose tierra adentro….y siempre custodiada por sus faros que han ayudado a los marineros desde tiempos inmemorables a volver a puerto.

Fue allí, en Finisterre, en la “finis terrae” que bautizó el imperio romano al pensar que allí acababa el mundo, el lugar idóneo para homenajear a Miguel de la Quadra-Salcedo, en el faro más al oeste de Europa que siguiendo la línea del horizonte lleva al navegante a las Américas.

Cabo de Finisterre- Galicia

Cabo de Finisterre- Galicia

Ese momento siempre lo guardaré en mi memoria, cuando el titiritero Tonet, rodeado de todos los ruteros de la Ruta Quetzal-Aventura 92, tocó la canción de “Gabriel’s Oboe” de Ennio Morricone de la banda sonora de la Misión.

[av_video src=’https://www.youtube.com/watch?v=6bKi_FzhAEo&t=28s’ format=’16-9′ width=’16’ height=’9′]

Soy muy afortunada  y me siento muy agradecida por haber vivido hace ya casi 3 décadas la participación en el programa Aventura 92 que dirigía Miguel de la Quadra-Salcedo y ahora después de su su “marcha” lleva su hijo. Por más viajes que haga no son comparables a el que hice entonces, al que me enseñara a soñar y a percibir que nada es imposible. Fue el viaje con mayúsculas, el gran viaje y a esos años quieras que no te marca 😉 Quizás por eso me dedique al turismo…

Este post está en modo personal, como ya acostumbro de vez en cuando a escribir, ya que los lugares al fin y al cabo están repletos de sensaciones cambiantes, de momentos especiales y que son únicos para cada persona.

Aunque no tengas esos recuerdos, el ir a Finisterre siempre es especial, allí acaba parte del Camino de Santiago , allí es donde los peregrinos al finalizar su camino queman sus ropas y siguen su vida, según la tradición. Sus puestas de sol o amaneceres son impresionantes. Creéme Galicia te va a dejar huella.

[av_gallery ids=’7701,7700,7699′ style=’thumbnails’ preview_size=’portfolio’ crop_big_preview_thumbnail=’avia-gallery-big-crop-thumb’ thumb_size=’portfolio’ columns=’3′ imagelink=’lightbox’ lazyload=’avia_lazyload’]

El Cabo Finisterra es uno de los puntos más representativos de la Costa da Morte, con paisajes agrestes, playas que impresionan y leyendas de sirenas y monstruos marinos más allá del fin del mundo.

Su faro data del 1853 y está construido a 138 metros sobre el mar. Su torre es octogonal y su luz llega a alcanzar 65 km. de longitud, cosa fundamental para que los marineros gallegos vuelvan a casa siempre.

Faro octogonal de Finisterre- Galicia

Faro octogonal de Finisterre- Galicia

Si quieres más información: Galicia, el buen camino 

Este post dedicado a Miguel, allá donde estés!

Puesta de sol en Finisterre- Galicia

Puesta de sol en Finisterre- Galicia