Oraciones Nepalíes en Namo Budda

Namo Budda, también llamado Takmo Lüjin, es un importante centro de peregrinación budista en el Nepal. Está a unos 40 km. de la ciudad de Katmandú. Tiene una de las tres principales estupas del Nepal, que fue hecha sobre los restos del príncipe Mahasattva.

Namo Budda (significa la mano de Buda)

Namo Budda (significa la mano de Buda)

Cuenta la leyenda que este príncipe era el hijo más joven del rey Maharatha, un día iba caminando con sus hermanos y encontraron a una tigresa que había tenido 5 cachorrillos, la tigresa apenas podía moverse de debilidad. Los tres príncipes se fueron, pero el más joven volvió con la decisión de darle su carne para que la tigresa comiese, los hermanos volvieron a buscarlo pero ya sólo encontraron sus huesos y su pelo, una leyenda un tanto fuerte pero así la contaron; encima de sus restos construyeron la estupa, en la ladera de la colina Gandha Malla. Se cuenta que antiguamente cuando allí no podían llegar los coches y había luna llena, solía aparecer un tigre cerca de la estupa…

Subiendo por la colina de la estupa, se puede llegar a un lugar donde está la piedra grabado con la escena de Buda dando su cuerpo a la tigresa. Según la tradición oral, este es el lugar real donde ocurrió la escena.

Subiendo por la colina de la estupa, se puede llegar a un lugar donde está la piedra grabado con la escena de Buda dando su cuerpo a la tigresa. Según la tradición oral, este es el lugar real donde ocurrió la escena.

El nombre tibetano de “Takmo Lujin” viene de lo que pasó allí antaño (stag mo significa tigresa, lus significa cuerpo y sbyin significa dar). Sus habitantes le dicen Namo Buddha, en homenaje a Buda.

En un lado de su colina está el Monasterio Thrangu Tashi Yangtse, construido por Khenchen Thrangu Rimpoche. Este monasterio se fundó en 1978 y acoge a unos 250 monjes, si vas seguro te encontrarás a pequeños monjes jugando al futbol entre risas o leyendo algún tebeo, allí también está la escuela  Shree Mangal Dvip Branch School para monjes jóvenes.

Namo Buda me pareció un lugar muy agradable, y para mis ojos occidentales fue fascinante ver las banderas de oración de múltiples colores por todos los sitios haciendo “caminos en el aire” que balanceaba el viento. Sin entender la profundidad de su significado me parecieron armoniosas con el contexto en el que estaba. Me dijeron que son plegarias entre bendiciones y buenos deseos escritos para que el viento las esparza, también me dijeron que sus cinco colores: blanco, amarillo, rojo, azul y verde representan a los elementos.

Camino lleno de banderolas con oraciones.

Camino lleno de banderolas con oraciones.

Espero te animes algún día a visitar Nepal si aún no lo conoces, sin duda un lugar mágico donde los haya.

Hasta otro ratito! namasté!

Hasta otro ratito! namasté!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *