Văn Miếu- El Templo de la Literatura de Hanoi

Llegué al templo de la literatura, cómo es habitual en Vietnam, entre motos y gentes. Había un puestecillo en la entrada con una fruta apasionante: el rambutan, decidí dejarlo para la salida y saborearlos mientras pensaba en lo que había visto…

En la calle, antes de entrar a visitar el templo

En la calle, antes de entrar a visitar el templo

Entrada al "complejo" del templo de la literatura

Entrada al “complejo” del templo de la literatura

El templo de la literatura fue construido en honor a Confucio en el año 1070 por el rey Ly Thanh Tong. Se construyeron otros, pero este sin duda es el más conocido.

Este templo fue la primera universidad de Vietnam o academia imperial en 1076. Se impartían clases/lecciones de literatura, clásicos en general de la educación mandarín. Aunque la religión que predomina Vietnam es el budismo, este lugar está dedicado a Confucio.

Exteriores, desde la parte alta del templo

Exteriores, desde la parte alta del templo

Confucio tiene frases tan buenas y actuales como:

“Exígete mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos.”

“Si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces entonces estás peor que antes.”

“Saber que se sabe lo que se sabe y que no se sabe lo que no se sabe; he aquí el verdadero saber.”

“Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida.”

“Donde hay educación no hay distinción de clases.”

Seguro que has oído alguna, en alguna ocasión… son magníficas!

Sigamos con la Universidad, al principio estaba sólo para príncipes, nobles y realeza en general; pero más tarde se permitió el acceso a los estudiantes que resaltaban. Funcionó durante 700 años y se dice que era tanto la exigencia de ésta que sólo unos pocos eran capaces de superar los exámenes. Se esculpieron 116 losetas de piedra para la posteridad de dichos estudiantes. Hoy en día se conservan 82 losetas con los nombres de los 2313 estudiantes. Las losetas se apoyan en tortugas de piedra que son símbolos de longevidad. Dicen que da buena suerte tocar las cabezas de las tortugas, así que su estado no es del todo bueno…

Tortuga de piedra, con losas con los nombres de los mejores alumnos

Tortuga de piedra, con losas con los nombres de los mejores alumnos

El templo está compuesto de 5 patios originarios, pero en 1947 fue bombardeado por los franceses, así que uno fue destruido.

Aquí te dejo más fotos en modo galería.

El acceso principal son dos grandes jardines, con pequeños lagos artificiales.

Maqueta del complejo

Maqueta del complejo

Si cruzas los jardines, llegas a la parte central, con pequeños edificios alrededor de una “piscina” cuadrada. A esta parte se la denomina “La Constelación de la Literatura”.

Después de esto te encontrarás con una sala principal, en la que verás estatuas de Confucio y sus discípulos. Detrás estaba antiguamente la sede de la universidad, que fue destruida por los franceses.

Sala de Confucio y sus discípulos

Sala de Confucio y sus discípulos

Otra de las reliquias del templo es una campana del año 1768. Junto a la campana hay  una loseta con unas letras o melodías. Enfrente de esta campana, a unos 50 metros,  un gran tambor.

Dentro pude ver un espectáculo musical precioso, aquí te dejo una galería de fotos y un vídeo de Ez tour.

Como curiosidad, si quieres ver de cerca el Templo de la Literatura  mira un billete de 100.000 Dongs Vietnamita (100.000 VND)

Billete de 100.000 dongs vietnamitas

Billete de 100.000 dongs vietnamitas

 

Y si tienes unos minutos no te pierdas este vídeo (de historiayarqueologia), está tooooda la visita, ayyy! que recuerdos

 

Y cómo relataba en los inicios de este humilde post me despido con la fruta que al salir degusté mientras sellaba en mi mente las imágenes de aquel sabio lugar…

2 comentarios
    • Rocío Giráldez
      Rocío Giráldez Dice:

      Muchas gracias Itziar, si, la fruta del rambutan me encanta! La primera vez que comí parecía como algo raro de plástico, pero el sabor es delicioso… ahora me comía uno, jajajaja un beso!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *